PRODUCTOS DE VAPOR OZONO FACIAL ESTETICA

La salud, según la definición de la Organización Mundial de la Salud, es un "equilibrio ordenado de cuerpo-mente-espíritu" que repercute en la salud del individuo, en su relación con los demás y en su capacidad para participar en la comunidad. Se han usado distintos enfoques para definir la salud. Estos enfoques incluyen el examen físico de una persona y su entorno; los tratamientos médicos basados en el diagnóstico y las recomendaciones de un equipo de atención sanitaria; y los tratamientos psicosociales, como el asesoramiento y la terapia. El objetivo de la salud es sostenerla, retrasar la progresión de la enfermedad, prevenirla y mejorar la calidad de vida del individuo, la familia, la comunidad y la sociedad.

Los productos sanitarios con propiedades desinfectantes son aquellos que emplean ingredientes activos que atacan la causa fundamental de las infecciones y enfermedades: la contaminación biológica, química o bien vírica (bacteriana, viral o fúngica). Cuando un producto sanitario es desinfectante, usa ingredientes activos en concentraciones suficientemente altas como para eliminar todas las formas de vida presentes en el medio ambiente, así sean alimentos, agua o bien suelo. Por tanto, es una práctica de salud pública engañosísima aconsejar que las instalaciones de seguridad pública y otras instituciones se protejan de los agentes nocivos usando bajos niveles de cloro en el agua y utilizando desinfectantes comerciales en sus laboratorios. De hecho, estas medidas extremas pueden resultar perjudiciales para la salud pública.