PRODUCTOS DE ROWENTA FACIAL

La salud, según la definición de la Organización Mundial de la Salud, es un "equilibrio ordenado de cuerpo-psique-espíritu" que repercute en la salud del individuo, en su relación con los demás y en su capacidad para participar en la comunidad. Se han usado diversos enfoques para definir la salud. Estos enfoques incluyen el examen físico de una persona y su entorno; los tratamientos médicos basados en el diagnóstico y las recomendaciones de un equipo de atención sanitaria; y los tratamientos psicosociales, como el asesoramiento y la terapia. El propósito de la salud es mantenerla, retrasar la progresión de la enfermedad, prevenirla y prosperar la calidad de vida del individuo, la familia, la comunidad y la sociedad.

Los productos sanitarios con propiedades desinfectantes son aquellos que utilizan ingredientes activos que atacan la causa fundamental de las infecciones y enfermedades: la polución biológica, química o bien viral (bacteriana, viral o bien fúngica). Cuando un producto sanitario es desinfectante, utiliza ingredientes activos en concentraciones suficientemente altas como para suprimir todas las formas de vida presentes en el medio ambiente, así sean comestibles, agua o suelo. Por tanto, es una práctica de salud pública engañosísima recomendar que las instalaciones de seguridad pública y otras instituciones se protejan de los agentes nocivos utilizando bajos niveles de cloro en el agua y usando desinfectantes comerciales en sus laboratorios. De hecho, estas medidas extremas pueden resultar perjudiciales para la salud pública.